Subscribe Us

ABC Financiero para emprendedores: 7 conceptos básicos para gestionar las finanzas de un negocio sin caer en el intento

Iniciarse en el camino emprendedor implica muchos desafíos y una de las preguntas más frecuentes suele ser: “¿cómo mantengo las finanzas saludables?” Tiendanube, la plataforma unicornio de e-commerce líder en Latinoamérica con más de 45.000 emprendedores que eligen su tecnología en el país, tiene como propósito bajar las barreras para emprender a cero y busca impulsar, capacitar y brindar herramientas a emprendedores, PyMES y grandes marcas para que puedan mostrarle al mundo lo que son capaces de hacer. 


En este contexto, Luz Ameijeira, Líder de Pago Nube en Argentina, brinda 7 consejos para administrar con éxito las finanzas de un negocio.

Consejo #1: Invertir para seguir creciendo. Todo emprendimiento necesita de una inyección inicial de capital, o de una reinyección si ya está en el mercado y proceso de crecimiento. En ese marco, es importante planificar proyectando ingresos y egresos para evitar quedarse sin recursos y continuar progresando. Y, sobre todo, calcular cuál es el período de retorno de inversión para recuperar el dinero empleado y comenzar a ver ganancias reales. Muchas veces, esa inversión no necesita ser grande, sino estratégica y enfocada en lo que el negocio identifique que más necesita para su inicio y/o crecimiento. 

Consejo #2: Conocer el punto de equilibrio del negocio. Es importante conocer el punto de equilibrio de un negocio para analizar su rentabilidad y potenciar su crecimiento. El punto de equilibrio es el nivel de ventas que iguala los ingresos de una empresa con sus gastos fijos y variables. En otras palabras, es el momento en el que no existen pérdidas ni ganancias. ¿Cómo logramos esto? Fijando metas de venta (en pesos) por semana, de forma tal que cada día haya un objetivo a cumplir y, a fin de mes, satisfacción económica para alcanzar ese equilibrio buscado mediante distintas estrategias que puedan contribuir a ese cumplimiento. 

Consejo #3: Costos fijos vs. costos variables. Diferenciar los costos fijos, es decir, las obligaciones a pagar mes a mes (como liquidación de sueldos e impuestos) de los costos variables, que son los que dependen de la producción y las ventas (como los insumos y las materias primas) es fundamental para poder diseñar la estructura de costos del negocio. Esto servirá para determinar cuánto dinero debe reservarse mensualmente, dejando un margen para el aumento de los intereses o del precio de algún componente.

Consejo #4: Asignarse un sueldo mensual. Para obtener el objetivo de facturación, es importante incorporar a los costos fijos el sueldo propio del emprendedor. Se puede comenzar con un número simbólico y aumentarlo poco a poco, a medida que van creciendo las ventas.

Consejo #5: No temerle a los números. El desconocimiento genera temor y lo que no se mide no se puede mejorar. Por eso, lo mejor que se puede hacer por un emprendimiento es saber si es rentable y poder prever situaciones futuras poco favorables. El análisis diario ayuda a tener más certeza sobre los pasos a seguir y la capacitación se vuelve una aliada fundamental para seguir creciendo y perder el miedo. Tiendanube ofrece recursos gratuitos con información de interés de la mano de expertos en e-commerce y finanzas.

Consejo #6: Organizarse y generar rutinas. Diseñar planillas para anotar los gastos y rutinas diarias para completar los movimientos. Hacer un seguimiento pormenorizado de todos los movimientos de dinero del emprendimiento. Para esto también pueden usarse múltiples recursos que hoy se encuentran disponibles online y de manera gratuita.  

Consejo #7: Buscar aliados estratégicos en el ecosistema. Contar con tecnología que facilite la gestión de los recursos y finanzas es una ventaja competitiva. Por ejemplo, las marcas que utilizan la plataforma de Tiendanube tienen disponible la herramienta de pagos online Pago Nube, que permite a PyMEs y emprendimientos argentinos administrar sus negocios desde un panel integrado a la tienda, de forma segura, ágil y más rentable, garantizando una experiencia de gestión financiera diferenciada para el negocio.

“Tanto los nuevos emprendedores como los más experimentados tienen algo en común,  la facturación y rentabilidad de un negocio es uno de los aspectos esenciales de toda marca. En este sentido, es fundamental mantenerse actualizado sobre estos temas y llevar adelante un  plan financiero saludable, basado en el conocimiento de todas las variables para hacer previsiones de impuestos, inversiones y facturación que garanticen la estabilidad a largo plazo”, subrayó Ameijeira.

Publicar un comentario

0 Comentarios