Subscribe Us

Mäuss presenta el videoclip de "Semilla", una historia real

En el medio de la fiebre mundialista, el artista conocido como Mäuss no descansa y trae un lanzamiento audiovisual dirigido por el director Gabriel de Ciancio (20 años de trabajo en TELEFÉ, dirección de Cine y TV). Se trata del videoclip de su emotiva canción biográfica "Semilla".


La producción se grabó bajo la técnica visual del "OneShot", la cual es un plano secuencia, sin cortes, filmado de forma continua. "Semilla", es la historia de Mäuss narrada sobre un rap, y nos habla sobre una dura infancia, de carencias, sobre la autosuperación, lograr sortear los obstáculos de la vida, las enfermedades, y buscar las causas justas que nos hermanan como sociedad. Además, repasa en la letra su carrera musical de veintitrés años y también cuenta como desde su niñez de diariero, hoy puede dar un testimonio vivo de que hay un mañana posible.

La obra artística cuenta como la unión de la calle y los libros configuran ese pasado de necesidades, en un presente de sueños, derechos y sueños vividos. Este rap surge desde una propuesta del director del videoclip, Gabriel De Ciancio, de llevar la historia del artista a una canción, por lo que Mäuss, bajo esa idea, compuso el tema.

El concepto de la canción en cuestión es el de dar una mano a pibes de barrio que también desean salir adelante, como testimonio de crecimiento.

Mäuss consolida con este lanzamiento una sólida trayectoria en el género urbano que lo tiene como productor desde el año 2000, y como cantante desde el 2007. "Semilla" tiene una estética de colores cuidada hasta el último punto, con luces, planos, giros, slow motion y diversas herramientas del mundo del cine, que hacen de este tema, un producto de nivel internacional en alta definición de imagen, que se puede disfrutar en calidad 4K y cuenta con la asistencia de dirección de Silvia Lafourcade.

Escuchá la canción y mirá el videoclip

Letra canción "Semilla" - Mäuss

Fui Semilla bajo tierra
con el Barrio que aferra,
con seis años de diariero,
entre barro y la miseria.

Caía agua de mi techo pero igual iba la escuela,
esas gotas germinaban, una mente que anhela,
era sueño de pibito alumbrar cómo una vela,
que el sol me haga más fuerte, que no tenga más espera.

Cada calle, cada día, escalando un mañana,
sin un cumple, sin Los Reyes, sin regalos y sin nada,
con la ropa de colectas, me vestía y no importaba,
era yo, un brote de yuyo que quería Vida Sana.

Y recuerdo esos días no los tengo olvidados,
Página y Clarín traían libros de regalo,
me compraba yo lo diarios la lectura un principado
tenía siete y la poesía cultivaba y criaba un Espartano.

Amigo de laburantes y de pibes de la esquina
fui creciendo entre adoquines pero sin morder banquina,
niñez entre el peligro, delincuencia y cocaína,
mi meta era platónica: La Caverna y Su Salida.

Adolescencia de carencias,
despegado de creencias,
la pobreza no es sentencia
si se añora a La Ciencia.

Hermanando biblioteca y la astucia de la "lleca",
florecieron los sonidos como música de meca,
a los doce la guitarra estudiando ya con beca,
a los quince haciendo Techno... sonando en Discoteca.

En 2000 arranco haciendo mis canciones,
beatmaker de Rap y Electrónica a montones,
un compu prestada para composiciones,
ese era mi instrumento para las producciones.

2007 el rap... comienzo en Mi Ciudad,
inicio 3Fulanos, mi grupo, Mi Hermandad,
abro puertas tiendo manos, sube la calidad.
Oído sordo a la Tiraeras y Envidia: ¡Nunca un paso atrás!

2012 gano Premiación Mundial,
ese año me decretan un posible Cáncer Terminal,
pierdo el pelo culpa de ese ese malestar,
por tres años me dolía... hasta caminar.

Amigo del abrazo y enemigo autógrafo,
siempre tiendo una mano pero sin poner fotógrafo,
te hablo desde el Arte, con Poesía o desde el Párrafo,
termino el tercer libro, de Emociones soy mi Biógrafo.

Escenario y el estudio eran todo lo que quería,
componiendo en la cabina como un diario de vida
el reflejo de lo añejo en Mäussilla Mi Morfina,
lo tocaba, escribía, lo decía, y producía.

No se me secan las lágrimas de tantos Testimonios,
de guachos de la calle que pudieron ser Demonios,
motivados por lo mío hicieron su territorio,
y dejaron la vagancia y saltaron de episodio.

Recibo flores y balas con el mismo corazón,
padres de pibes de barrio me llenaron de emoción,
entre historias de sus hijos y de autosuperación,
que encontraron en mi música a un Volcán en Erupción.

Soy Vesubio, me presento yo soy Mäuss, con Ideales de Artigas,
busco la Fraternidad como lo hizo Bolívar,
argentino como el Padre de la Patria San Martín, bien en la cima.
Este suelo bendecido... con Semillas Florecidas.

Publicar un comentario

0 Comentarios