header ads

Acacia Negra: transformar la peligrosidad de una planta invasiva en potencial alimento y desarrollo productivo

La Acacia Negra es un árbol introducido en la Argentina en el siglo XIX que se expande como maleza y es un potencial enemigo de la biodiversidad de la región mesopotámica y centro - litoral, muy agresiva con nuestro ecosistema. Con el objetivo de trabajar en el control de este árbol que se ha convertido en una plaga, el Concejo Deliberante, las Universidades y ONGs de la ciudad, trabajan en un proyecto que busca controlar su reproducción para cuidado del medio ambiente, y aprovechar el potencial alimenticio que tiene.


El presidente del Concejo Deliberante Daniel Cedro junto a los concejales Juan Domingo Gallo, Cristina Guitar y Lía Solís mantuvieron una reunión con diferentes áreas del municipio y representantes de la ONG “Luz del Iberá” para trabajar sobre la problemática ambiental que genera la Acacia Negra en la flora autóctona. Además, presentaron al intendente Francolini productos elaborados con harina de la especie mostrando su potencial alimenticio, lo que puede resultar en actividades productivas para la región.

“Presentamos al Intendente Alfredo Francolini productos elaborados con la vaina y fruto de la planta, cuyo potencial alimenticio fue descubierto en la investigación para erradicar la acacia negra” explicó el concejal Juan Domingo Gallo, autor del proyecto de Ordenanza para el control de la especie en la región y remarcó que “el interés por parte del Intendente nos gratifica y es señal de que el trabajo en conjunto con las Universidades, instituciones y diferentes actores de la ciudad llegará a buen puerto”.

En este sentido, el edil precisó que “se presentó en el Concejo Deliberante una adhesión ley provincial 10.485 “Manejo y Control de la Especie Arbórea Acacia Negra” y en la órbita local queremos ver a la planta no como un adversario, sino como un potencial generador de recursos”.

Según las investigaciones, “la madera que produce la Acacia Negra puede servir tanto para generar leña y muebles, pero además también se puede aprovechar el potencial alimenticio que tiene la chaucha”, explicó adelantando que “en la reunión definimos que se avanzará en una prueba piloto, experiencia que servirá para determinar los procesos productivos que se pueden realizar”.

Por su parte, la concejala Cristina Guitar señaló que “desde la Comisión de Salud, Desarrollo Humano y Medio Ambiente del Concejo Deliberante, valoramos la realización esta reunión interdisciplinaria para conocer la mirada de diferentes áreas y Secretarías del municipio y de las ONG de la ciudad para poder avanzar en el desarrollo de este proyecto que tendrá un impacto ambiental positivo, y que también tenga su respuesta económica, productiva y alimentaria”.

Mariana Acosta, integrante de la Asociación Civil "Luz del Ibirá" valoró la presentación a la adhesión de la ley provincial ya que “hace eco del problema ambiental que genera en nuestros montes nativos. Y en Concordia tenemos una infinidad de lugares contaminados por esta planta agresiva. En la ciudad hay muchos lugares donde se nota la presencia de esta planta como es en el acceso sur de la ciudad, en San Carlos, en la zona del Ayuí, camino al Lago Salto Grande y diversos terrenos que se encuentran infectados por la plata”.

A su vez,  “desde Luz  del Iberá llevamos adelante un emprendimiento productivo para ver a la Acacia Negra como un potencial alimento y junto a investigadores de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la UNER, se trabaja en un proyecto que busca determinar la calidad alimenticia de los preparados de Acacia Negra”.  Vale destacar que "hemos recibido premios internacionales por este trabajo de investigación y hoy por suerte la política se hace eco del problema ambiental y con el Concejo Deliberante trabajaremos en una normativa para utilizar la Acacia Negra como alimento”, valoró.

También resaltó la reunión mantenida con el intendente Alfredo Francolini, a quien "le trajimos para degustar productos elaborados con harina de Acacia Negra, que la usamos en diferentes preparados como alfajores, postres y panes, que traen beneficios para las personas que no pueden comer harina refinada, y cuyo costo de elaboración es muchísimo menor”.

De las reuniones participaron el coordinador general de la Unidad de Desarrollo Ambiental (UDAAPA) Martín Armanazqui, el director de Parques y Jardines Ceferino Ragone, el secretario de Coordinación de Gestión Fernando Barboza, entre otros funcionarios.

Publicar un comentario

0 Comentarios